Relaciones de pareja sanas y duraderas


Existen muchas teorías de cómo deben ser las relaciones sanas de pareja, en la actualidad se vienen cocinando ideas que si bien son una mejora a la de la de la época de nuestros abuelos (que se basaban en para toda la vida sin importar nada) en definitiva están generando un desorden en la idea central del mismo concepto de pareja, pues se basan en que no tienes por que "aguantar" situaciones indeseadas y promueven la intolerancia sin tomar en cuenta que no existen 2 seres humanos totalmente "compatibles".

Por descontado está que maltratos, traiciones y abusos a consciencia no son parte de una relación sana y nadie que se valore soportará, muy diferente son los problemas de convivencia y adaptación que toda pareja enfrentará.

Cada persona es distinta y habrá perfiles más compatibles unos con otros en ciertas áreas pero en otras puede que no tanto, unos serán perfectos en ciertos aspectos y menos fuertes en otros (tomándonos a nosotros mismo como punto de partida) y esas pueden generar un descontento que basándonos en las nuevas corrientes de ver las relaciones son "si no estás a gusto, no es para ti" dejando de lado que puede haber una gran oportunidad para convertirse en mejores personas si deciden escuchar...

Lo importante es entender que la persona enfrente no siempre podrá comportarse y ser como tu quieres pero sí que puede mejorar, al igual que tú, son dos maneras distintas de ver la vida y lo que para uno es importante puede que para el otro no tanto y esto no es que a la otra persona no le interese, el deber de ambos es poder comunicarse sus necesidades constantemente y esto es un trabajo completo de la relación (el cual no tiene por que ser complicado cuando ambos se interesan en poder hacerse felices) e intentar también poder ser mejor pareja para quien esta a tu lado, existe quién dice "si hago eso entonces dejo de ser yo" o "yo no tengo por que cambiar por nadie" me parece que es al contrario, si realmente buscamos que una relación prospere nos beneficiaria estar en constante evolución, es saber que necesita la otra persona de mi para poder estar bien y viceversa, no digo que caigan en caprichos, sino en poder escuchar realmente lo que le duele a la otra persona y poder comprender lo que la persona necesita para ser feliz, y dejarnos de juicios de que le falta seguridad o madurez todos tenemos algunas carencias y pretender que todo mundo tiene que ser super maduro y sano emocionalmente para poder estar conmigo sería cegarse ante la realidad de que si bien si que existen ciertos niveles de consciencia de cada individuo necesaria para poder entenderse todos los que estamos aquí tenemos cosas que mejorar de nosotros mismos, tal vez uno sea muy maduro y desarrollado en un área y otro en otra.

Normalmente las personas al ver las carencias de su pareja pueden perder el interés en ella cuando en realidad la clave está en lo contrario, en interesarse por los dolores y carencias que pueda tener (y que todo mundo tiene) e intentar confortarle y darle seguridad y es aquí donde realmente se siembra una relación sana y duradera pues para que sea así es necesario que ambas personas sigan creciendo y mejorando y si ambos se dan la mano en los momentos de crisis seguirán evolucionando dentro de una relación realmente basada en el amor el cual es interesarse por sanar las heridas de tu pareja y viceversa, ambos se nutren y es así como pueden encontrar la felicidad.

La resilencia en los momentos difíciles es la clave para crecer, son los momentos duros los puntos de inflexión donde o bien ambos se abren a escuchar y crecer o truenan que es lo que pasa en la mayoría de las relaciones actuales.

Si un problema de adaptación es recurrente es necesario ambos indagar, platicar y darse cariño, la comprensión es el agua que alivia el dolor, si no funciono un enfoque, platicar, comunicarse y poder decir sus inseguridades y dolores sin que la otra persona los juzgue sino al contrario los encara con comprensión y en lugar de señalar, comprende, habrá sanado a su pareja y el a su vez habrá crecido como individuo.

La falta de tolerancia es un mal que azota las relaciones, esto crea que las personas se sientan que no merecen drama y esto los lleva a perder personas de gran valor para sus vidas o incluso a andar saltando de persona en persona, siempre esperando a que llegue alguien con quién no tengan que batallar.

Hay quienes por miedo se vuelven insensibles y nunca se abren realmente a otra persona por creer que el amor propio esta peleado con amar a alguien más cuando es todo lo contrario, mientras más te quieres, más tienes para dar.

Los momentos difíciles que son trascendidos elevan a la relación a otro nivel y cada vez irá siendo más fácil hasta que sean pequeñas las cosas con las que lidiar y cambio conocerás lo que es poder vivir en una relación realmente basada en el amor.

Me parece que cuando dos personas integras se juntan los retos se pueden superar si ambos entienden estos puntos y están listos para vivir en amor; sé que de ti solo depende tu parte de la relación y dar eso es lo que te corresponde y si la otra persona no está preparada para vivir una relación madura (con su porción de inmadurez que la misma pueda tener) entiendo que pueda haber ruptura, el saber que para permanecer hay que superar retos no es algo que todo mundo entienda y la mayoría sigue siendo guiado por el dolor que pueda experimentar en cierto momento sin ver la imagen completa, si es tu caso no te decepciones pues solo quién esta preparado para vivir una relación mágica tendrá estos puntos de alguna u otra manera asimilados.

Si llevas mucho tiempo con tu pareja y estás aburrido de tu relación antes te invito a que redescubras a esa persona y se den la oportunidad de sanarse, comienza tu haciendo algo considerado por esa persona y comienza a platicar más, escúchale realmente y confortale sus miedos, ábrete a darle cariño en lugar de juicios y ve que sucede,. hay un dicho que me parece tiene mucha razón "No se acabo el amor, se acabo la comunicación".

Me parece que cuando se quieren y hay voluntad hay manera de arreglar las cosas, lo que a mi parecer sería momento de decir adios es la falta de interés, si la otra persona no le interesa arreglar, es distante y no se preocupa por su relación a pesar de tú querer arreglar las cosas entonces con certeza hay algo mejor para ti.

Es muy importante que ya sea que estés soltero o en una relación, siempre estés en constante crecimiento, siendo mejor persona pues eso bien te dará el tipo de pareja acorde aunque tampoco te presiones mucho, nadie somos perfectos, solo toma conciencia de tus miedo y busca superarlos, si bien los momentos difíciles nos empujan cuando nos estancamos el crecer y evolucionar no tiene por que ser algo estresante al contrario puede ser divertido.

En conclusión creo que tenemos que despertar a la mentalidad necesaria para poder tener una buena relación pues mientras sigamos pensando que la persona adecuada para mi, es alguien que no me complica y siendo tan poco resilentes e intolerantes nos llevará por un camino de dolor con relaciones superficiales o de soledad innecesarios, si a pesar de tu interés y aportación la otra persona no lo valora y no puede ver más allá, no te sientas mal pues una vez creces y te abres a una relación sana las cosas de acomodarán para que así sea tu realidad y a veces no es con quién estábamos en ese momento y algo afín y mejor llegará. Actualmente también está de moda el que no necesitas a nadie para ser feliz que si bien en definitiva la parte más importante para tu plenitud esta en tus manos me parece un poco ingenuo el creer que somos totalmente ajenos a los demás, puedes realizarte con o sin pareja es cierto, puedes vivir con sobrepeso o con un bonito y sano cuerpo... por que no elegir lo mejor, creo que con una bonita relación la felicidad y el crecimiento en el amor se potencializa y aprendiendo a escuchar, comprender e interesarte por tu pareja puede haber malos momentos pero ambos aprenderán y se harán mejores personas con cada problema superado; valora a tu pareja, ayúdale a superar sus dolores y miedos pues así también te engrandeces tu mismo y siendo recíproco, no se compara, vivirás en gracia, expandiendo la vida de ambos.

A final de cuentas las relaciones forman familias y familias sanas producen personas sanas.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square