Limpieza.


Cómo todo lo que se quiere optimizar, cambiar y mejorar requiere de limpieza y con esto me refiero no a cuestiones de higiene, sino de dejar lo que ya no se necesita o lo que está frenando los buenos resultados, nuestra vida no es la excepción.

Nuestra vida es como una empresa, nuestra empresa, que requiere de mantenimiento, estrategia & planeación e implementación para guiarnos hacia buen puerto, que es la plenitud.

Para saber si vamos por buen camino es necesario autoevaluarnos y ver que aspectos se interponen entre nosotros y la persona que nos gustaría ser, en este punto no es tiempo para ser diplomáticos ni para autoconvencernos de cosas que no son, es momento de ver la obra completa tal cual es, que pueden doler algunas cosas, eso está bien, lo que sí no nos podemos permitir es querer autoengañarnos, al ver la obra completa (nuestra vida) buena o mala esta nos arrojará, si le permitimos, los aspectos que no deseamos para nosotros mismos, serán fáciles de reconocer pues generan angustía al percibirlos, resistencia al verlos como son; éstos pueden ser desde pequeñas cosas superficiales hasta asuntos familiares, de relaciones, laborales, de vestir, de actitudes, de auto imposiciones, de falta de cariño hacia nosotros mismos, puede ser lo que sea y si estamos abiertos podremos identificar que cosas no nos sirven ya para nuestro crecimiento.

Una vez identificados es posible que existan pocas o muchas cosas que son muy dificiles o que duele mucho modificar por ejemplo alguna relación ya sea familiar, de amistad o de pareja donde ya no eres feliz y te atormenta la pura idea de hacer algo al respecto, eso está bien por el momento es suficiente con identificar la situación, esto es un ejemplo de muchos que pueden haber, si es algo muy doloroso es suficiente con que simplemente lo identifiques; estar conciente de lo que algunas situaciones de tu vida representan para ti; por otra parte Sí hay que tomar acción con las cosas que se te faciliten en primera instancia, por ejemplo, que quieres hacer limpieza de closet, o conseguir otro trabajo, o cambiar de peinado, lo que sea que puedas hacer que no te sea tan complicado es un punto de partida, comienza por eso, y de ahí en adelante es solo seguir ese camino que si lo tomas en serio te absorverá en una tendencia virtuosa de cambios positivos en tu vida, un paso a la vez, cada pequeña cosa que limpias o haces a tu favor te fortalece, sea en mucha o poca medida pero es fortaleza, y llegará el punto en que tendras la fuerza para enfrentar y saber que hacer en los aspectos más difíciles de tu vida, lo importante aquí es que sin importar que encuentres al autoevaluarte procura entenderte a ti mismo para que no te sientas culpable por querer algo diferente o por querer hacer algún cambio.

Nuestra vida realmente es muy corta y si queremos ser plenos es necesario comenzar a darnos esa atención, comienza a limpiar tu vida, tu lo vales y por si fuera poco el crecimiento positivo que tengas tu como persona también afectará positivamente a los que te rodean, pequeños "milagros" comienzan a suceder, el primero de ellos es tu deseo por dejar el sufrimiento y decidas comenzar a cambiar tu vida.

Por Eduardo Cid

#Vino

Entradas destacadas