top of page

¿Cómo mi percepción dicta mi experiencia de vida?



Comúnmente se piensa que el mundo es como es, que las circunstancias son como son, buenas o malas y que si bien, algunas cosas dependen de nosotros, muchas veces estamos a merced de lo que nos arroje el mundo; que algunos tienen mejores circunstancias porque tuvieron suerte, viven en un mejor lugar, mejor familia, tienen más dinero, mejor educación, etc.


Frente a un mundo físico donde estoy viendo o experimentando lo que pasa "tangiblemente", ¿Cómo es que puede depender de mi percepción?


La realidad es que a todos nos pasan cosas, pueden ser catalogadas como "buenas" o "malas", sin embargo, cada persona tiene desarrollada la sensibilidad hacia lo que le gusta o no le gusta, ambas pueden enfrentar contratiempos pero unas más que otras, tendrán mayor entrada hacia lo positivo que hacia lo negativo; esto no se trata de negar la realidad, sino a que dentro de esa realidad, aprender a darle fuerza y peso a lo que nos nutre.


El que alguien te cede el paso, te de los buenos días, que encuentres estacionamiento, te ofrezcan un café, que te toque buen clima para cierta actividad, encontrarte con una persona desconocida que te ayuda o te sonríe, que puedas elegir y escuchar música que te gusta cuando quieras, apreciar las cosas que tienes (que realmente varias son lujos pero que das por sentado), conversar con las personas que te son agradables, comer algo rico todos los días, tener un trabajo (que si odias puedes buscar algo que te guste), tener alguien que te procure, poder ver, escuchar, sentir, oler (cuando enfermamos recordamos lo valioso que es eso), poder ir al cine, a jugar algún deporte, encontrarte una moneda tirada, etc.


La lista sigue y sigue, el problema muchas veces es que damos por sentado todo lo bueno que tenemos y que nos pasa, pero la realidad es que todo el tiempo nos están pasando cosas buenas pero nos hemos insensibilizado a ellas...


Una persona que ha olvidado notar lo bueno que le pasa, todo el tiempo está enfocada en los problemas que tiene, y esa visión es como un filtro que solo le muestra contratiempos, lo peor es que muchas personas han caído en esta visión, pero siempre podemos re-entrenarnos a ver lo bueno en nuestra vida.


Y no se trata de negar los problemas o circunstancias desagradables sino de que cuando se presenten, gestionarlos, solucionarlos y darle vuelta a la página sin engancharnos en ellos.


Por si fuera poco, el aprender a ver lo bueno que tenemos y que nos pasa, nos hace más lucidos para traer más de esas experiencias a nuestra vida, pues tenemos mejor carácter, lo cual nos facilita la buena voluntad con las demás personas, somos más inteligentes, pues nuestra mente está en general en paz y funcional, tenemos mayor creatividad, visión, etc.


Todo el tiempo nos pasan o hacemos cosas que son razón para sentirte bendecido.


Vivimos en una época donde, de manera cotidiana, tenemos acceso a cosas que en el pasado ni se imaginaban, podemos elegir qué entra en nuestra mente...


Y como comentamos, cosas maravillosas pueden comenzar a ocurrir si nos acostumbramos a esta visión nutritiva de vida ;)


La energía de las emociones esta ligada a nuestros pensamientos, y nosotros podemos dirigir hacia qué clase de pensamientos queremos que vaya, eso nos dará nuestra experiencia de vida.


Dos personas con igual de circunstancias pueden estar teniendo una experiencia de vida opuesta una a la otra. Esta energía de nuestros pensamientos y emociones es tan poderosa que, incluso, establece nuestro patrón de pensamiento el cual se ve reflejado físicamente en como están conectadas nuestras neuronas, la buena noticia es que si no estamos satisfechos con nuestra visión, podemos cambiarla al hacernos consientes y comenzar a darle atención a lo que sí nos hace bien.


Incluso las peores crisis bien gestionadas, nos llevan a romper paradigmas muy arraigados, a un entendimiento más profundo de la vida, a hacer los cambios necesarios y a reconstruirnos como una mejor versión de nosotros mismos.


Todo siempre es para bien.


Como comentamos no se trata de rechazar las situaciones desagradables sino de darles su lugar, gestionarlas, solucionarlas y a su vez darle el lugar que merece a todo lo bueno que ya nos pasa también, el poder siempre ha estado en cada uno de nosotros :)





Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
bottom of page