¿Por qué las personas dejan de creer en el matrimonio?


Actualmente las nuevas generaciones cada vez más pierden el interés en casarse; exploraremos algunos conceptos relacionados.

Una de las principales causas es por miedo al fracaso resultado de tantos matrimonios no exitosos o por egoísmo que es equivalente al miedo a entregarse a una persona que les pueda fallar y optan por "no complicarse", sin embargo me parece esto recae en un defecto y una carencia emocional a largo plazo pues en este mundo dual, lo biológico es 'dos' y no se compara una vida exitosa en solitario con la de una también exitosa pero en pareja en una relación sana, la primera eventualmente te hace indiferente, egocéntrico y frío mientras que la otra te hace entusiasta y enriquece la vida.

Otra causa notada es el sistema económico, al ser tan complicado el tener suficientes recursos para formar una familia las personas de nuevo optan por no complicarse, cosa entendible pero a su vez creo que nos hemos de preguntar:

¿Qué clase de mundo tan antinatural hemos creado? que hasta el pilar más básico de la biología el cual es el que la vida siga sea mermado,

¿En qué clase de mundo vivimos donde el querer estar y procrear para que una parte de nosotros perdure sea algo no deseable?

Solo quienes tienen una vida próspera les interesará procrear y esto se va a lo más recóndito de nuestra esencia salvaje, si la vida ve que el ambiente no es apto para prosperar eventualmente lo verá como una opción no viable incluso no deseable, me parece impactante que estemos llegando a este punto con la supuesta evolución que tenemos como especie. (Otro desorden es el de la procreación excesiva y no planificada resultado de falta de educación y salvajismo sin embargo en esta ocasión solo exploraremos lo relacionado al matrimonio).

Otra razón es que muchas personas relacionan el matrimonio con el fin de la libertad y la realización personal cuando me parece es al contrario, unir tu vida con alguien que te hace feliz y tener con quién unir tus logros y visiones solo puede sino expandir tu experiencia de vida, todos los planes y ambiciones pueden ahora ser compartidos por consecuencia disfrutados más ampliamente.

El matrimonio en mi opinión es algo reservado para las mentes maduras, íntegras, con alta capacidad de resolución de problemas, que saben lo que quieren y que han aprendido a comunicarse, aceptarse y sobre todo respetarse lo que se traduce en amarse, de lo contrario no creo que sea recomendable; pero que si se combinan esos ingredientes si bien no existen garantías en este mundo hay alta probabilidad de éxito y de tener una familia amorosa lo cual produce personas sanas emocionalmente.

Para poder casarse exitosamente me parece se requiere más que otra cosa un alto desarrollo personal de ambas partes.

El problema es que se promueve como un requisito social y muchas veces las personas lo hacen en consecuencia solo por cumplirlo y no sentirse solos.

El matrimonio es viable si se hace por las razones adecuadas, muchas veces lo hacen por que ya tienen mucho tiempo con alguien y les da miedo enfrentar el que no desean realmente estar con esa persona, por embarazos no planeados entre otras razones no auténticas de amor y querer compartir tu vida con esa persona.

Tanto el casarse por miedo a estar solo como el no casarse por miedo a que no funcione son males del mismo saco.

Me parece que el concepto de matrimonio está en evolución, pues creo que todo mundo con mente sana buscará plenitud en todos los aspectos de su vida y este incluye el de la pareja, los defectos del concepto del matrimonio tradicional están más que evidenciados actualmente y creo que necesitamos optar por redefinirlo para hacerlo algo deseable de nuevo.

Primeramente que no sea un requisito social pues al ser algo que "tiene que ser" ya genera resistencia y frustración, que sea simplemente algo que se puede hacer si se desea y se tienen las bases sólidas para pronosticar éxito, las cuales como mencione se pueden resumir en alto desarrollo personal y emocional.

Matrimonio con gente inmadura generan engaños, falta de resiliencia frente a los problemas, falta de comunicación, caprichos y una vida en pareja poco saludable, claro está que nadie quiere eso.

En segundo lugar saber realmente qué es el matrimonio. No es una boda, un evento o requerimento social ni un hoja legal firmada, el matrimonio es en esencia la unión entre dos personas que se aman (o que han decidido amarse) que buscan formar una familia ya sea de dos (pareja) o de varios (con hijos), hay quien rebate que al comienzo era simplemente acuerdos entre familias para ampliar poder y riqueza por eso la explicación de este punto para entender qué es y qué no es, por lo menos un matrimonio saludable y auténtico, me parece que es evidente que las familias sanas producen personas sanas y esta es la clave de una sociedad saludable.

En tercer lugar entender que las personas preparadas para un matrimonio no serán la mayoría.

Pocas personas cuentan con el desarrollo personal necesario para un matrimonio exitoso, se necesita tener consciencia de lo que conlleva compartir tu vida con alguien, que no todo será perfecto, que puede que pierdas la emoción de cuando recién se conocieron, que cuando vivan juntos se conocerán con su lado poco glamouroso y menos atractivo, que habrá rutina y hábitos que tal vez no te gusten de la otra persona, que habrá tentaciones de todo tipo y el reto es que en sus peores momentos siempre se respeten y encuentren su camino de vuelta el uno al otro y con esto me refiero a los retos de la vida, algunos confunden amor incondicional con soportar maltratos, engaños y faltas de respeto graves a su persona lo cual en primera instancia no se dan en personas con alto desarrollo personal. una persona que asimila esto desde el comienzo no se frustrara cuando los retos se presenten, algunos confunden el amor con estar todo el tiempo emocionado y extasiado con una persona, lo cual es falso, el amor es también una elección, es elegir a tu pareja incluso cuando ya la conociste profundamente y el misterio y la emoción que se dieron en un principio se han ido, es elegirla cuando pasa el tiempo y puede que ya no la veas tan atractiva como cuando te deslumbro por primera vez, es elegirla cuando han discutido por algo y estas enfadado con ella, elegirla cuando ya conociste todos sus defectos y las cosas que no te gustan, elegirla cuando conoces a alguien que pueda generarte atracción, elegirla cuando no es su mejor versión, elegirla cuando el fracaso en sus campañas se presente y finalmente elegirla también cuando todo es perfecto y nada les falta ni les agobia.

El matrimonio es una maestría y me parece exclusivo de los íntegros. Es algo que no es fácil pero cuya recompensa es la de que realmente le da significado a la vida, la familia.

Unirse a alguien no tiene que ser un gran evento ni siquiera tiene que ser convencional, al final lo que importa es el compromiso y el amor que dos personas deciden tener el uno por el otro.

Muchos critican el concepto de amor como algo romántico, fantasioso, inexistente y hasta infantil cuando en realidad es lo contrario, es resultado de un profundo entendimiento del ser el cual cura la toxicidad adquirida por la conciencia expuesta a los vicios de la sociedad, limpiando nuestra esencia y recuperando la inocencia innata, responsable de la felicidad original, la cual es la única permanente y real.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square